fbpx

Lavado de oidos

El lavado de oídos es un procedimiento que permite remover el exceso de cera, pero que también puede ser usado para retirar cualquier tipo de suciedad que se haya acumulado en el canal auditivo a lo largo del tiempo.

Sus indicaciones son el lavado del cerumen y la extracción de cuerpos extraños inertes o animales, es decir, de tipo no hidrofílico. El cerumen es una secreción natural que protege el oído y sólo debe limpiarse cuando da síntomas o si es necesaria la visión completa del tímpano con finalidades diagnósticas.

Contraindicaciones para el lavado del oídos
  • Dolor o perforación en irrigación previa o con la entrada de agua en el oído
  • Perforación u otorrea en los últimos 12 meses
  • Otitis media en las últimas 3 semanas
  • Cirugía del oído (excepto drenajes extruidos con tímpano íntegro confirmado)
  • Fisura palatina (intervenida o no)
  • Otitis externa activa
  • Paciente confuso o agitado
  • Miedo a la manipulación del oído T

Quién no debe hacerse el lavado de oídos

Aunque sea relativamente segura, el lavado de oídos debe evitarse por personas con el tímpano perforado, infección de oídos, dolor de oído intenso, diabetes o que posea alguna enfermedad que debilite el sistema inmune. En caso de que no pueda realizar el lavado, vea otras formas de quitar la cera de los oídos

.

Valor Lavado de oidos en Consulta
$15000
Valor Lavado de oidos en Domicilio
$25000
WhatsApp chat